Twitter Facebook LinkedIn Google+ YouTube
CEA +empresas

Málaga, capital Fintech

La reunión este fin de semana en Málaga de más de 200 programadores y expertos en tecnologías de la información, muchos de ellos procedentes de diversos puntos de España y de Europa, en torno al Congreso Techin.Finance, vuelve a poner de relieve dos aspectos: la capacidad de la marca-ciudad Málaga para atraer eventos de dimensión europea en torno al sector tecnológico, lo que viene reforzado por su ya indiscutible condición de hub especializado en el campo de la innovación, y la relevancia que el sector fintech ha adquirido en el tejido emprendedor de la ciudad, donde se dan la mano iniciativas de dimensión global con el talento que proporciona la Universidad.

Efectivamente, como han puesto de relieve recientes estudios sectoriales, en España hay actualmente casi cuatro centenares de startups consideradas fintech, algunas de las cuales han encontrado en Málaga una ubicación perfecta para desarrollar sus proyectos, en buena parte por albergar una importante concentración de talento y conocimiento altamente especializados.

Estas condiciones colocan a la ciudad en una situación privilegiada para seguir ofreciendo oportunidades de trabajo cualificado y de alto nivel a los jóvenes, sobre todo si se tiene en cuenta que el empleo en este sector crece anualmente a un ritmo del 50% y que actualmente son ya más 7.500 profesionales los que han encontrado en las empresas fintech su salida profesional. Hablamos, principalmente, de una nueva tipología de puestos de trabajo, muchos de los cuales no eran imaginables hasta la fecha: programadores, expertos en Análisis de Datos, Big Data, Ciberseguridad, Compliance o Marketing y Comunicación online.

Asimismo, la concentración de empresas y talento ha propiciado que la ciudad se convierta en una plataforma generadora de conocimiento que contribuye a alimentar la cadena de la innovación. Ello se traduce en mejoras de eficiencia en productos y procesos dentro de las propias startup o en la identificación de nuevas oportunidades de negocio. Esta es la función que cumplen los numerosos foros y jornadas de innovación que, impulsados por las propias empresas afincadas en la ciudad, se organizan regularmente con asistencia de expertos y profesionales tecnológicos para intercambiar conocimientos y experiencias relacionados con los campos de la programación o las metodologías de trabajo.

Hay que decir también que las iniciativas fintech, que basan su promesa de negocio en factores como la agilidad, la velocidad, la transparencia y unos costes reducidos, representan un potente polo de atracción para la inversión. Solo en 2018, el sector fintech en España canalizó operaciones de financiación por valor de 431 millones de euros, lo que nos coloca como el quinto país de Europa en inversión, solo por detrás de Reino Unido, Alemania, Francia y Suiza.

Para los ciudadanos, el universo fintech aporta una nueva forma, en muchos casos revolucionaria y especialmente sencilla, de acceder a productos y servicios financieros. Pero su impronta también se está dejando notar en otros ámbitos. Actualmente, el sector constituye uno de los principales motores de transformación del sector financiero, empezando a verse acuerdos de colaboración entre empresas fintech y bancos para imprimir eficiencia en determinados nichos de mercado y procesos, lo mismo que entre entidades que operan en el nuevo sector.

A pesar de todos estos evidentes logros, la carrera no ha hecho más que empezar. Como sector económico, el fintech acredita a lo sumo diez años de trayectoria, y sus perspectivas, como vemos, son realmente optimistas. Es previsible que el próximo Gobierno impulse un nuevo marco regulatorio, conocido como Sandbox –cajón de arena o banco de pruebas–que permitirá testar muchas de estas iniciativas en el mercado sin necesidad de afrontar las dificultades que hasta hoy representa la compleja y exigente normativa vigente. Los expertos prevén que su entrada en vigor situaría a nuestro país como el más avanzado en cuanto a regulación para las fintech, lo que podría hacer duplicar la cifra actual de empleo y multiplicar por dos o tres veces el volumen de inversión. Son, sin duda, muy buenas noticias para nuestra ciudad.

https://www.laopiniondemalaga.es/opinion/2019/09/18/malaga-capital-fintech/1114698.html


Source: Club de Emprendedores



CEA Junta de Andalucía CEC